Eva tenía 4 años recién cumplidos cuando una serie de presuntas negligencias médicas nos la arrebataron. Decimos presuntas porque existe, pendiente de resolución judicial, una querella criminal por homicidio contra dos pediatras de La Coruña, que trabajan en el Hospital Modelo y tienen también sus propias consultas: el Dr. Julio González Yebra-Pimentel y la Dra. Mª del Carmen García Cabanas.

viernes, 21 de julio de 2017

Gutiérrez Aranguren, abogado sin escrúpulos


Soy Paula Puig Pérez, la madre de Eva, la niña de 4 años que falleció en el Hospital Modelo de La Coruña el 1 de Mayo de 2.010. Ese mismo año presentamos una querella criminal por presunto homicidio imprudente contra los perdiatras julio González Yebra-Pimentel y María del Carmen García Cabanas por presuntas negligencias médicas. Si quieres conocer el caso un poco mejor puedes pinchar en el siguiente enlace: Información general

El abogado de uno de los pediatras, José Luis Gutiérrez Aranguren (al que muchos ya conoceréis por haber sido el letrado defensor de Rosario Porto, madre acusada de asesinar a su hija Asunta) ha presentado una Querella por injurias graves con publicidad contra mí por una publicación que hice en Facebook el 26 de noviembre de 2015.

El próximo jueves 27 de julio iré a declarar y lo haré con mucha tranquilidad porque lo único que he hecho es ejercer mi derecho a opinar sobre los que considero responsables de la muerte de mi hija (los pediatras Pimentel y Cabanas), sobre lo que hicieron, o mejor dicho, sobre lo que no hicieron; sobre cómo sucedieron unos hechos que yo misma viví en primera persona; sobre todo lo que sucede en el juzgado relacionado con nuestra querella y, por supuesto, sobre la reprochable actuación de este abogado.

Porque hay que ser bien mezquino y ruin para querellarse contra una madre que defiende la injusta muerte de su hija y que busca justicia para castigar su evitable fallecimiento. Si tú, Aranguren, haces tu trabajo como abogado presentando un escrito en el juzgado diciendo que tu representado no va a contestar a las preguntas que le formule mi abogado porque le estamos linchando en las redes sociales, buscando de todo menos la verdad y la justicia, entonces yo hago mi trabajo como madre que pierde a su hija de 4 años y lucha porque sus responsables sean condenados.






Y tu cliente si no declara, no solo no da la cara, que es lo menos que puede hacer, sino que además demuestra que no tiene argumentos de defensa, porque cualquier inocente lo haría y desearía declarar cuanto antes para justificarse y demostrar su no culpabilidad. Solo calla el que tiene que esconder. No era necesario que presentaras un escrito dando explicaciones de por qué tu cliente no iba a responder a nuestras preguntas. Lo haces para provocar. Te gusta que hablen de ti. Te haces famoso. Pero no olvides que la fama no siempre es buena y tú solo con tu forma de proceder te estás retratando como abogado y como persona. Mi página en Facebook y este blog son públicos. Si quieres comentar y/u ofrecer tu versión de los hechos, puedes hacerlo libremente. Todos tenemos derecho y libertad para expresarnos y opinar. Y todos tenemos derecho a recibir cierta información: en el caso de Eva, para que no se repita algo similar jamás. En tu caso, sobre tu forma de actuar y ejercer la abogacía, para que se vea lo buena persona que eres y la falta de escrúpulos que tienes.






Como dijo Agatha Christie: "El amor de una madre por un hijo no se puede comparar con ninguna otra cosa en el mundo.  No conoce ley ni piedad,  se atreve a todo y aplasta cuanto se le opone".