Eva tenía 4 años recién cumplidos cuando una serie de presuntas negligencias médicas nos la arrebataron. Decimos presuntas porque existe, pendiente de resolución judicial, una querella criminal por homicidio contra dos pediatras de La Coruña, que trabajan en el Hospital Modelo y tienen también sus propias consultas: el Dr. Julio González Yebra-Pimentel y la Dra. Mª del Carmen García Cabanas.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Curiosas casualidades

La vida está llena de casualidades y/o coincidencias curiosas. Sobre todo cuando vives en una pequeña ciudad como la nuestra. Fijaros, el otro día, tecleando en Google el nombre del pediatra, Julio González Yebra-Pimentel, me encontré con esta coincidencia: existen tres importantes jueces con el apellido Yebra-Pimentel, que es un apellido poco común. Dos de ellos ejercen como magistrados en el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (que tiene su sede en nuestra pequeña ciudad de La Coruña): Julio César Cibeira Yebra-Pimentel y Mª del Pilar Yebra-Pimentel Vilar. El otro fue, recientemente, juez de apoyo en el Tribunal Supremo y ahora está de asesor jurídico en la alcaldía de Vigo: Francisco González Yebra-Pimentel (coinciden ambos apellidos...). No tengo ni idea de si son parientes, pero, sin duda, la casualidad es bastante curiosa... 
 
 
Y qué coincidencia, que leyendo la revista del Colegio de Abogados de La Coruña, me encuentro con esta noticia sobre un curso de formación celebrado en el mismo mes en que fue dictado el Auto de archivo de las diligencias previas contra los presuntos pediatras responsables de la muerte de mi hija, Yebra-Pimentel y García Cabanas. Parece ser que dichas jornadas de formación fueron impartidas, entre otros, por el juez que dictó el auto de archivo, Carlos Suárez Mira, y por el abogado de uno de los pediatras, Gutiérrez Aranguren. Fíjate tú. Ese mismo mes nos archivan la causa por lo penal...
 
Aquí tenéis los recortes de la revista.
 
 
Creo en la justicia. Lo digo de verdad. Por eso he recurrido a ella. Lo que falla es el sistema que tenemos y quienes debiendo aplicarla con toda su dureza cuando deben hacerlo, no lo hacen. Me cuesta enormemente creer que los responsables de hacer que la justicia se cumpla sean capaces de dar la espalda a las víctimas y beneficiar a los culpables basándose en no sé muy bien qué. Sigo intentando digerir la idea de que no se vean claros indicios de criminalidad en la actuación de los pediatras que denunciamos. Ojalá no los hubiera. Ojalá mi hija hubiese fallecido porque no pudo superar la complicación que tuvo. Pero entonces, ¿por qué la médico forense, que es la perito del juzgado, dijo en su informe que los dos habían actuado mal? Aquí os dejo unos fragmentos de lo que respondió la forense a preguntas del juez:
 
Y con un Auto tan claro que ordena que haya juicio contra los dos pediatras ¿por qué se ordena el archivo?
 
Sólo espero que el Recurso de Amparo que hemos presentado ante el Tribunal Constitucional nos permita que se celebre ese juicio. Porque llevamos peleando 6 años para que así sea, para que se haga justicia. No pedimos tanto. Queremos un juicio justo. Queremos que si hubo un culpable por la muerte de Eva, que responda ante los tribunales, pero, sobre todo, ante nosotros. NOS LO DEBEN. Ya está bien. Queremos cerrar este capítulo tan doloroso de nuestra vida y no nos dejan. Que lo sepa todo el mundo: lo que nos pasó a nosotros y lo que nos están haciendo. Que cada uno quite sus propias conclusiones, yo tengo las mías muy claras. No pierdo la esperanza. Ojalá el Tribunal Constitucional aplique la justicia que Eva se merece. Os seguiré informando. Gracias por seguir ahí.

1 comentario:

  1. No pueden salir de rositas! No.no.y no. Yo no creo en la Justicia o en el sistema llámale como quieras pero los hechos están ahí. Están escritos, reconocidos. Yo te entiendo más de lo que imaginas. No en la falta de Eva pero si en la INJUSTICIA.y es una sensación de desamparo total.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario